Un régimen alimenticio fácil de observar. ¡Con un mínimo de esfuerzo, menos 3 kg sobre la balanza!

Si efectivamente te propones a ponerte en forma y adelgazar, entonces, tendrás que cocinar en casa más y renunciar a la comida rápida de los locales. Por eso, «Simplemente Genial» ha compuesto para ti un régimen alimenticio detallado que contiene unos platos fáciles de preparar y muy sabrosos.

Para perder peso, no es necesario estar a dieta — observar el correcto régimen alimenticio, en realidad, resulta más importante. Muchos dirán que es muy difícil. Pero, de hecho, estas reglas son muy sencillas — la clave es convertirlas en tu hábito.

Régimen alimenticio para adelgazar

  1. Tal vez, muchos ya sepan qué beneficioso es tomar un vaso de agua tibia hervida con limón en ayunas. Puedes empezar con el agua simple, y cuando ya estés acostumbrado a beberla regularmente, puedes añadirle unas gotas de zumo de limón si no tienes problemas de estómago. Además, toma por costumbre beber agua 40 minutos antes y como mínimo una hora después de las comidas.
  2. Desayuna cada día al mismo tiempo — a las 8:00-9:00.
    Uno de los ejemplos de un desayuno perfecto son cereales preparados con agua. Añádeles nueces, canela y miel. Este plato te brindará mucha energía, fuerzas y los nutrientes y sustancias útiles para las uñas, el pelo y la piel.
  3. Toma un «snack» a las 10:30-11:30.
    Puede ser una manzana fresca o horneada con miel y canela en combinación con un poco de requesón bajo en grasa o yogur natural.
  4. No aplaces el almuerzo. Tómalo a las 12:00–13:30.
    De primero, puedes tomar una sopa ligera sin ingredientes fritos, con brócoli o espárragos. Puedes almorzar los productos que contienen carbohidratos de liberación lenta. Opta por macarrones de harina integral con verduras, filete de pollo, carne de pavo, horatlizas horneadas o guisadas. La regla más importante del almuerzo dice: ¡nada frito y una cantidad mínima de sal!
  5. Merienda a las 14:00–16:00.
    Puedes merendar ensalada de fruta con galletas, o huevos cocidos con un bocadillo de pan integral y mantequilla. Sí, mantequilla — si quieres ser sana y bella, no debes excluir de tu dieta todas las grasas por completo.

    No olvides de beber agua una hora después de la comida.

  6. Las horas perfectas para la cena son las 17:30-19:00.

    Muchos opinan que no es sano comer después de las 18:00, pero no es así. Teniendo en cuenta el ritmo en que vivimos en la actualidad, especialmente en las ciudades grandes, comer despues de las 6 de la tarde es una necesidad. Ayunar es mucho más perjudicial para la figura. Lo mejor es cenar los productos con el contenido alto de proteínas: pescado bajo en grasa, tortilla hecha al vapor, requesón, carne de pollo o pavo acompañada de verduras.

  7. Una hora después de cenar es el mejor momento para el ejercicio. Elige el deporte a tu gusto: la natación, la carrera, los paseos, el ciclismo etc.
  8. Después de hacer deporte, se recomienda beber un batido alto en carbohidratos. Mezcla leche con plátanos, fresa, frambuesa o arándanos a tu gusto. Esta bebida casera favorece el aumento de la masa muscular y ayuda a quemar grasa. No puedes comer 2–3 horas antes de ir a dormir.

Aún en el caso de que este sistema de alimentación te resulte demasiado difícil de observar, no lo rechaces de golpe. Esta alimentación ligera y diversa no te dejará ser atacado por el hambre, te sentirás mucho mejor y muy pronto perderás unos cuantos kilogramos excesivos. ¡Y no volverás a ganarlos!

Opta por el estilo de vida saludable. Es más fácil adquirir nuevos hábitos juntos con alguien, ¡así que comparte este artículo con tus amigos!

un comentario

  1. Gracias nesesito bajar un poco quiero cambiar el habito veremos que pasa fdesde ya gracias.