¡Este truco sencillo te ayudará a limpiar el inodoro de toda la suciedad! ¡Adiós los olores desagradables!

El inodoro es el lugar donde con mayor frecuencia estamos como Dios nos trajo al mundo, por lo que esta habitación de la casa debe estar perfectamente limpia. Pero no siempre es así. La causa principal de las placas calcáreas, por lo general, es el agua dura. Estos depósitos se forman, en su mayoría, cuando el tanque tiene alguna fuga. A su vez, la causa de la herrumbre en el inodoro son las tuberías oxidadas.

En las estanterías de las tiendas, abundan diferentes productos de limpieza, pero ¿para qué ir muy lejos, si la alternativa para resolver este problema está al alcance de la mano? Hoy ¡Qué pasada! te mostrará cómo hacer en casa un producto eficaz para la limpieza de la taza del inodoro.

Cómo limpiar el inodoro

Necestarás

  • 1 taza de bicarbonato de sodio
  • 1/3 de jabón de lavar
  • 2 cucharadas de peróxido de hidrógeno
  • 3 cucharadas de ácido cítrico
  • 20 gotas de cualquier aceite esencial

Modo de preparación

  1. Primeramente raya el jabón de lavar y, luego, llévalo a estado líquido mediante baño de vapor habitual. A continuación, añádele la soda, las gotas de aceite esencial y cuidadosamente remueve bien toda la mezcla.
  2. Poco a poco y con cuidado, vierte el peróxido, agítalo y añádele el ácido cítrico, y de nuevo mézclalo todo.
  3. Usa guantes para protegerte las manos y prepara, a partir de la mezcla, unas pequeñas bolas. Colócalas sobre una hoja de papel y déjalas secar durante 5 horas. Puedes mantener las pelotas en un frasco abierto en el baño. Gracias a los aceites esenciales, emitirán un aroma agradable.

Aplicación

Su utilización es sencilla: basta con poner una de estas bolas en el inodoro, y dentro de un rato, restregar bien la taza del inodoro con un cepillo de limpieza apropiado. Si la suciedad persiste, aplica la mezcla en la zona afectada y déjala por toda la noche. Por la mañana, lávalo todo con abundante agua.

Además, si no te agradan los ambientadores que están en venta en las tiendas, o eres alérgico a ellos, utiliza el siguiente truco. Mezcla una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio (del que se vende en la farmacia) con 3-4 gotas de tu aceite esencial favorito. Humedece un trozo de gasa en la solución o tul y déjalo en el inodoro. Este compuesto absorbe todos los olores y mata las bacterias.

Mantén una esmerada limpieza y agradable fragancia en tu cuarto de baño. Cuéntanos en los comentarios cómo te las arreglas para luchar con los desagradables olores en el inodoro. Y no olvides compartir tus valiosos comentarios con tus seres queridos y con nuestros amigos lectores.

Los comentarios han sido ocultados.