Los beneficios del limón y la pimienta

El jugo de limón es un sustituto popular del vinagre en platos de verduras y carne. Y es que un aderezo fresco y fragante, con una acidez agradable, es mucho más saludable y natural. Y si lo asociamos con otros dos ingredientes (sal, pimienta negra y limón) obtendríamos un «trío picante» ideal para bocadillos, sopas y ensaladas.

© Pixabay

Resulta que esta combinación no solo mejora el sabor de los productos culinarios, sino que también se usa para prevenir muchas dolencias. Estos productos simples, que seguramente puedes encontrar en tu cocina, te ayudarán a sobrellevar incluso las enfermedades crónicas.

CÓMO USAR LIMÓN, SAL Y PIMIENTA

  1. Para el dolor de garganta
    Exprime 1 cucharada de jugo de limón y agrégala a un vaso de agua. Vierte 1 cucharadita de sal y 0.5 cucharaditas de pimienta negra. Haz gárgaras con esta mezcla 2-3 veces al día.

    © Pixabay

  2. Para limpiar la vesícula biliar de piedras.
    Consume una mezcla de 3 cucharaditas de aceite de oliva, 1 cucharadita de jugo de limón y 1 cucharadita de pimienta negra todos los días.
  3. Para náuseas e indigestión
    Se sabe que la pimienta negra es un remedio eficaz para la indigestión y la diarrea, y el aroma del limón previene las náuseas. Si experimentas estos síntomas, bebe la mezcla de un vaso de agua con 1 cucharadita de pimienta negra y 1 cucharada de jugo de limón.
  4. Dolor de muelas
    Una mezcla de pimienta y aceite de clavo ayudará a eliminar el dolor. Mézclalos en una proporción de 1: 2 y cepíllate los dientes 2 veces al día.
  5. Sangrado de la nariz
    Lo detendrá un tampón mojado en 5-6 gotas de jugo de limón. Colócalo en tu fosa nasal para detener el sangrado. Este método también es bueno para aliviar las náuseas y los dolores de cabeza.
  6. Tratamiento de la estomatitis
    Puedes aliviar el dolor en caso de enfermedad y matar las bacterias enjuagando tu boca con una solución de sal y agua tibia. Toma 1 cucharada por un vaso de agua.

  7. Pérdida de peso
    Una bebida que se debe tomar por la mañana en ayunas, te ayudará a mejorar la digestión y a reducir el peso. Toma 1 vaso de agua tibia, agrégale 2 cucharaditas de jugo de limón, 0.25 cucharaditas de pimienta y 1 cucharada de miel. El limón y la pimienta negra mejoran el metabolismo del organismo. Los polifenoles que se encuentran en los cítricos ayudan a prevenir el aumento de peso y ayudan a quemar grasa.

Puedes preparar estos remedios en casa. No siempre es posible, ni tampoco recomendable, abusar de las preparaciones farmacéuticas, y menos en caso de enfermedades menores. ¡Para ellos pon en práctica estos sencillos consejos a base de limón, sal y pimienta, y no te arrepentirás!

Archiva estos consejos, y no olvides compartirlos con tus amigos de las redes sociales.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.