No puedes prescindir de esto: 19 consejos que te librarán de muchas molestias.

Cada anfitriona tiene muchos trucos culinarios en su arsenal. En la cocina, es importante no solo minuciosamente seguir las recetas, sino también, conocer muchas sutilezas. Estos detalles ayudarán a simplificar el proceso de la preparación de la comida y lograr un sabor incomparable.

Si no tienes suficiente paciencia para coleccionar consejos de cocina a lo largo de los años, ¡este material es para ti! En este artículo, «Simplemente Genial» ha reunido toda la sabiduría de anfitrionas expertas.

Sopas

  1. Si has echado demasiada sal a la sopa, pon en la cazuela un puñado de arroz envuelto en gasa. Calienta la sopa durante 5 minutos. Después, saca la gasa con el arroz — ha absorbido el exceso de sal.
  2. Unos cuantos rebozuelos en la sopa considerablemente mejorarán su sabor.
  3. Para lograr un caldo transparente, pon en la cazuela, junto a la carne, la cáscara de huevos (previamente lavada). Cuando quitas la cazuela del fuego, cuela el caldo.

Platos de carne

  1. Para que las chuletas salgan tiernas, pásalas por la mezcla de vinagre y aceite un par de horas antes de freírlas. Puedes utilizar este mismo truco para la carne a la parilla.
  2. Para que la carne no se queme en el horno, pon un molde de cristal sobre el estante inferior del horno.
  3. Para que la carne del horno salga increíblemente jugosa, ponla en el agua hirviente por un par de segundos antes de prepararla.
  4. Si quieres preparar unas albóndigas jugosas, añádele a la carne un poco de cebolla picada y patatas crudas ralladas (en la proporción de 1:1).

Patatas

  1. Si preparas un plato de patatas ralladas, echa un poco de leche a la masa de patatas para que no oscurezcan.
  2. Si las patatas que quieres cocer ya son viejas, pueden añadir una cdta. de vinagre, un par de dientes de ajo y una hoja de laurel a la cazuela donde se preparan. ¡Así lograrás un sabor estupendo!
  3. Si las patatas se han congelado un poco y tienen un sabor desagradable, ponlas en el agua helada antes de cocinarlas.

Pescado

  1. Para que el aceite no se salpique por todas partes cuando fríes pescado, echa un poco de sal sobre los trozos de pescado.
  2. Si no quieres que el fuerte olor del pescado frito se esparza por toda la cocina, pon una patata cortada en 4 partes, en el aceite.
  3. Para que el pescado tenga una cáscara crujiente y no se deshaga, sécalo con una toalla de cocina y échale sal 10 minutos antes de la preparación. Luego, echa harina, sal, pimienta y especias a tu gusto a una bolsa de plástico con un cierre. Pon los trozos de pescado adentro y sacude bien la bolsa. Saca el pescado, quítale el exceso de harina y fríelo.

Ensaladas

  1. Esparce sal y pimienta antes de aderezar la ensalada con aceite.
  2. Por raro que suene, la ensalada de chucrut se combina muy bien con unas rodajas de naranja o mandarina. ¡Exquisito!
  3. Añade sal al agua donde lavas las verduras. Sal mata bacterias y limpia bien los productos.

Si te han gustado estos consejos útiles, guárdelos y compártelos con tus amigos. ¡Y nuestra redacción ya preparará otras selecciones de consejos para ti!

un comentario

  1. arnaldo garcia

    Buena eso concejo