Una forma fácil de pelar un huevo duro: la cáscara saldrá volando de un vistazo

Es difícil pensar en algo más simple y nutritivo que los huevos duros. No en vano, millones de personas en todo el mundo comienzan su día con ellos en el menú del desayuno. ¡Pero qué frustrante cuando la cáscara se niega obstinadamente a separarse de la clara, y la mitad del desayuno termina en la basura! Probablemente esta sea la razón por la que seguimos buscando obstinadamente una forma de hervir los huevos sin tener que separar las cáscaras por trozos.

© Depositphotos

CÓMO COCINAR HUEVOS DUROS

Los usuarios del sitio web, Reddit, no se quedaron al margen de esta situación, y bombardearon el sitio con una variedad de trucos culinarios, algunos de los cuales ya hemos presentado con anterioridad.

La forma de pelar fácilmente un huevo duro con un vaso de agua ha sido una revelación para muchos. De hecho, un video similar apareció en YouTube en 2015.

Sin embargo, no todo el mundo consiguió repetir el experimento. Aparentemente, hay varios requisitos previos a tener en cuenta: el huevo debe estar muy duro, debe tomarse inmediatamente del agua hirviendo, sin enfriar, y el agua del vaso debe estar bien fría.

Si, a pesar de cumplir con todos estos requisitos, el truco sigue fallando, mira más de cerca el siguiente video. La facilidad con la que esta mujer separa el huevo de la cáscara parece más un truco de magia de Hogwarts que un truco culinario normal.

© Depositphotos

En los comentarios, los usuarios especulan sobre el secreto y advierten sobre los huevos poco cocidos. «Solo lo hice una vez. Y las salpicaduras del huevo quedaron en la pared, en los gabinetes de la cocina y en el mostrador de la cocina. Resulta que todavía estaba un poco líquido por dentro», comparte su triste experiencia una lectora.

CÓMO HACER MÁS FÁCIL Y CON CUIDADO LA SEPARACIÓN

Para hacer huevos duros perfectos, cuya cáscara se separe fácilmente de la clara y no se desmorone, se deben seguir los siguientes pasos.

  1. Los huevos duros ideales deben tener de 7 a 10 días. Por lo tanto, no debes elegir los huevos más frescos para ensaladas.

    © Depositphotos
  2. Haz un pequeño pinchazo en la parte redondeada del huevo (no más de 5 mm) con una aguja, alfiler o botón. No te preocupes, nada saldrá del huevo: hay un espacio vacío en la parte redonda que protegerá el contenido.

  3. Sumerge el huevo en agua hirviendo. De lo contrario, la clara se calentará más lentamente y tendrá tiempo de pegarse a la cáscara por dentro.
  4. Sala el agua, esto también facilita la separación de la cáscara. Algunas personas aconsejan agregar media cucharadita de bicarbonato de sodio por litro de agua.
  5. Antes de enfriar el huevo en agua, debes romper con cuidado la integridad de la cáscara. El agua entrará debajo y será más fácil limpiarlo. Por cierto, por esta razón, los huevos que se parten durante la cocción son más fáciles de limpiar.
  6. Pon los huevos directamente del agua hervida en un recipiente con una mezcla de hielo y agua.
  7. Empieza a pelar el huevo por el lado ancho. Hay una cámara de aire debajo. Esto quitará la cáscara sin dañar la clara de huevo.
  8. ¿Ninguno de los trucos anteriores ayudó? Pues, entonces prepara huevos escalfados. Son igual de sabrosos, pero pueden prescindir del molesto procedimiento de limpieza de la cáscara.

    © Depositphotos

¿Tienes algún truco probado que te facilite la limpieza de los huevos? Si es así, compártelo con nosotros y con las amistades de las redes sociales. Y no te vayas sin regalarnos un Me Gusta en Facebook. ¡Nos vemos!

Los comentarios han sido ocultados.