9 trucos culinarios. ¡El №5 fue toda una sorpresa para mí!

Tags

Una reverencia profunda para aquellas mujeres que se ocupan de la preparación de la comida en casa, protegiendo a la familia de los productos semi-elaborados y otros productos nocivos. En «Simplemente Genial» sabemos, cuán minucioso es ese trabajo: es titánico el tiempo que ocupa no sólo el proceso mismo de la cocción, sino también la búsqueda de los platos convenientes, los productos y también los nuevos modos de su preparación.

Para facilitar un poco esta tarea, te proponemos algunas astucias, que te ayudarán a ahorrar el tiempo precioso y hacer sus obras maestras culinarias aún más sabrosas, con una preparación más fácil.

Los trucos culinarios

  1. Para que la cáscara del huevo cocido se desprenda fácilmente, añádele al agua un trocito de limón o media cucharadita de bicarbonato de sodio.
  2. ¿Qué puede estropear los ravioles caseros? Solamente una masa dura. Para quien prepara a menudo este plato, le aconsejamos armarse con un vaso de agua fría y en cierto momento verter el agua en los ravioles hirviendo.
  3. Ya no necesitas correr hasta la vecina para que te preste un huevo, si has decidido preparar un postre y has descubierto su ausencia en el momento menos conveniente. Sustitúyelo fácilmente por la mitad de un plátano maduro.
  4. En ocasiones hay platos, a los cuales, es necesario añadir algunos dientes, e incluso una cabeza completa de ajo. ¡Limpiarlos es tan trabajoso! Facilitará la tarea el horno microondas: coloca el ajo y tenlo allí unos 15 segundos a la potencia mínima. Después de esto, el pellejo se limpiará mucho más fácil.
  5. Ante la compra de pimientos, préstale atención a la cantidad de las cámaras en su forma. El pimiento con 3 cámaras es más dulce, y puedes emplearlo directamente en ensaladas. Mientras que el de las 4 cámaras es más terso y un poco amargo, es ideal para la preparación de diferentes platos y salsas.
  6. El hilo dental cortará fácilmente cualquier horneado, incluyendo la torta. Este truco se ajustará también para la masa cruda, por ejemplo, servirá para cortar los panecillos con canela.
  7. Las patatas fritas son preferidas en muchas familias. Si tu familia — no es la excepción, prueba ahorrar tiempo y aceite vegetal, preparando las papas al horno. Lava los tubérculos, has las incisiones, salpícalos con un poco de aceite, sálalos y añádeles las especias. ¡40 minutos al horno a 220 grados — y ya están listos! En los cortes, puedes poner cualquier relleno: trocitos del gordo del puerco, mantequilla o rodajas del queso fundido.
  8. Para no llorar, al cortar la cebolla, ponlas con antelación por unos 15 minutos en el congelador.
  9. Del yogurt espeso saldrá una golosina muy saludable y sabrosa para los pequeños de la casa. Coloca el yogurt en una jeringa de repostería y exprime las gotitas sobre un pergamino de hornear. ¡Envíalos por 1 hora al congelador — y a disfrutar!

Esperamos, que estas ideas te ayuden a despejar la monotonía en la cocina. ¡Si este artículo te ha sido interesante y útil, compártelo con tus amigos y conocidos de las redes sociales!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.