Plantas de interior hermosas, que no requieren mucha atención.

El hombre y la naturaleza están estrechamente ligados. Es por eso que, en medio de ciudades ruidosas y polvorientas, es posible encontrar oasis donde se disfruta de la frescura, tranquilidad y pureza. Tú también puedes tener tu oasis particular en casa.

La edición de hoy está destinada a todos los amantes del mundo verde. Tal vez, eres de los que riegan las plantas caseras, seleccionan el mejor fertilizante, e incluso hablan con las flores; y es que no hay nada de malo en esto. ¡Pura paz! Sin embargo, a veces, tales procedimientos llevan demasiado tiempo, y el tiempo no sobra. Si quieres evitar esto, ¡Simplemente genial! te propone algunas plantas que se ajustarían a tus necesidades, a la vez que lucirán perfectas y hermosas en tu jardín.

Plantas sencillas de cultivar

  1. Ficus elástica

    A diferencia de su pariente cercano, ficus benjamina, el ficus elástico no es tan exigente. Durante el verano se riega 2 veces, y durante el invierno solo una vez. Incluso una vez regado, debe ser drenado, pues a la planta no le gusta la humedad. Aun así crece bastante rápido.

  2. Zamioculcas

    Otra planta no exigente con el agua es la zamioculcas o zamia. Se siente genial tanto a la luz de la ventana como en la sombra. La zamioculcas purifica perfectamente el aire. Recomendamos colocarla en las habitaciones.

  3. Aspidistra

    Las hojas largas y verdes de la aspidistra lo dicen: “¡No necesito de riego!” Y, de hecho, esta planta requiere agua solo si el suelo se ha secado y ha comenzado a agrietarse. El color verde saturado de las hojas siempre permanece así.

  4. Chlorophytum crestado

    Probablemente esta sea la planta ornamental más común en oficinas y lugares afines. La Chlorophytum aguanta con calma el aire seco y las temperaturas extremas. Riégala dos veces por semana, y con menos frecuencia en invierno. Esta planta no teme a la sequía.

  5. Hoya carnosa (Hiedra de cera)

    Esta increíble planta de hoja perenne tampoco requiere cuidados especiales. Ella se multiplica rápidamente y forma hermosas inflorescencias. Riega la hiedra de cera solo cuando el suelo esté bastante seco. En verano, dos veces por semana, y en invierno, 3 veces al mes.

  6. Beaucarnea (Pata de elefante)

    En apariencia puede parecer una palmera, pero, de hecho, es una planta suculenta. En verano, se debe regar cada 7-10 días, y en momentos más fríos, 2 veces al mes. La pata de elefante puede alcanzar hasta 2 metros de altura.

  7. Sansevieria (Espada de San Jorge)

    De esta planta se dice que puede ser inmortal. De hecho, si no la riegas durante un mes, se verá igual de verde y saludable. Pero si la riegas moderadamente, te lo agradecerá con 3-4 hojas nuevas cada año.

Como puedes ver, estas plantas domésticas no solo son ideales para darle la mejor apariencia a tu jardín personal, sino que se adaptan perfectamente al poco tiempo disponible en la vida cotidiana. Elegantes, brillantes y refrescantes. ¡En tu casa, definitivamente se verán hermosas!

Si estas propuestas fueron de tu agrado, compártelas con tus amigos de las redes sociales.

Los comentarios han sido ocultados.