Cómo lavar correctamente la estufa en la cocina

Como cualquier mujer de familia, me gusta que todo en mi cocina esté limpio y brillante. Por desgracia, la realidad de la vida moderna y cotidiana (preparar el desayuno, llevar a los niños a la escuela, trabajar, atender al esposo…), es que no siempre queda tiempo suficiente para la limpieza perfecta.

Seguramente cada ama de casa tiene ciertas áreas en la casa que le resultan problemáticas, así como cosas que no le brindan ningún placer realizar. Para mí, es limpiar la estufa.

¿Con todo y la gran cantidad de químicos de limpieza, quién no se ha topado con alguna suciedad difícil de limpiar? Por ejemplo, alguna capa grasienta o de hollín, resistente a la limpieza cotidiana. Sí, lleva su tiempo limpiarlos, especialmente si se depositan en lugares de difícil acceso.

Hoy, ¡Simplemente Genial! ha preparado una selección de trucos útiles para limpiar la estufa, que serán del agrado de cualquier ama de casa responsable.

CÓMO LAVAR LA ESTUFA

Estamos familiarizadas con el problema de los mangos constantemente sucios en una estufa de gas o eléctrica. Los depósitos de grasa se acumulan en ellos después de cada cocción, por lo que deben ser limpiados todo el tiempo.

Pero hay una manera de lavar los mangos de la estufa en solo 2 minutos. ¡Un truco muy útil!

NECESITAS

  • hisopo de algodón para los oídos
  • cepillo de dientes viejo
  • gotas de amoniaco

PROCEDIMIENTO

  1. Moja un hisopo de algodón en una solución de amoniaco-anís (puedes tomar tintura de anís).

  2. Luego, pasa el hisopo sobre los mangos y otras partes sucias de la estufa. ¡Espera un par de minutos y verás cómo la grasa comienza a “derretirse” y la suciedad desaparece ante tus ojos!

  3. Si la grasa es demasiada, ¡Usa un cepillo de dientes y una esponja normal!

    © Depositphotos

Está claro que el horno no debe lavarse con química cáustica, por lo que debes conocer estos medios menos abrasivos.

PRODUCTOS DE LIMPIEZA DE HORNO

  1. El bicarbonato de sodio, el ácido cítrico o el polvo de hornear ayudan a eliminar la suciedad de las paredes y del vidrio de la puerta del horno.

    Humedece el interior del horno con agua, luego aplica bicarbonato de sodio y el ácido cítrico en las paredes y el vidrio. Deja el producto actuar durante 15 minutos y luego limpia cuidadosamente el preparado y la suciedad con una toalla de papel. Enjuaga el horno con agua limpia y elimina los depósitos de churre.

    © Depositphotos

  2. El agua y el vinagre en una proporción de 1: 1 ayudarán a eliminar pequeñas impurezas. Lava las paredes con esta solución, enciende el horno a 50 grados y después de 15 minutos enjuaga con agua limpia.

  3. Primero, limpia completamente desde el interior con una toalla de papel, luego humedece las paredes interiores con agua jabonosa y deja que la grasa se empape. Vierte la mezcla de agua y detergente en una bandeja para hornear, introdúcela en el horno y enciéndelo 120 grados. Cierra la puerta y no abras el horno durante media hora.

    El vapor de agua disolverá la grasa, los restos de comida y otros contaminantes. Luego, simplemente limpia bien el interior del horno con un paño suave y enjuágalo nuevamente con agua limpia.

    © Depositphotos

  4. O puedes hacer una pasta para limpiar el interior del horno. Mezcla en partes iguales de sal, soda y agua. Coloca la mezcla sobre la superficie contaminada y déjala durante la noche. Por la mañana, solo enjuaga.

    © Depositphotos

¡Con estos métodos simples, tu cocina brillará de pura limpieza! Cuéntanos en los comentarios sobre qué trucos de limpieza sueles usar en casa. ¡Y no olvides compartir estos consejos con tus amigas en las redes sociales!

Los comentarios han sido ocultados.