Esta muchacha portuguesa se dio cuenta de que los zapatos no cabían en la sala… ¡Mira lo que hizo!

¡Necesito urgentemente un armario para zapatos! ¡No hay quien pueda con este lío perpetuo! Seguramente, frases como estas han pasado más de una vez por tu cabeza, ¿verdad?

Incluso si la familia es pequeña, es bastante común tener varios pares de zapatos regados, porque no caben en ningún lado. Entonces, ¿dónde ponerlos? Ideas hay miles: armarios enanos, estantes abiertos… Pero hay un problema: los zapatos quedan a la vista de todos, y eso no va con la decoración.

Pues bien, esta chica portuguesa ha dado con la solución perfecta… Nina eligió un lugar ideal, directamente debajo de la ventana. ¡Interesante, ¿verdad?!

Estanterías de calzado en el pasillo

  1. Zapatero: así es como se hace llamar este estante, traducido desde el idioma portugués. No es nada difícil de hacer, sus partes pueden ser compradas en cualquier tienda de muebles. ¡Muy pronto verás en que consiste la invención de Nina!
  2. Esto es lo que va a estar dentro de los estantes. Te ayudará a colocar cada par de zapatos en el lugar más conveniente y funcional.
  3. Las divisiones de diferentes tamaños son perfectas para diferentes pares: de verano e invierno, y fuera de temporada.
  4. ¡Los toques finales! Para la construcción, ella escogió un lugar junto a la ventana, donde quedaría bien. Para empezar, colocó una espuma blanda en la parte superior, y luego…
  5. …Cosió una cubierta brillante para ella!
  6. ¡Mira qué encanto! Un lugar ideal para los zapatos.
  7. ¿Cómo permanecer indiferentes? ¡Sueño con un armario de este tipo para los zapatos!

¡Oh, Nina, Nina! Si lo hubiera sabido antes… Después de ver este video, me encantaría aprender urgentemente tu idioma. Lo cierto es que estas ideas me han inspirado mucho, y estoy seguro que muchas mujeres estarán encantadas con esta solución…

Este armario para el calzado, creado por Nina, en muchos aspectos es superior a la estantería habitual. Lo mejor es que no desentona con el diseño de interiores de la casa, y todos los zapatos quedan ocultos a la vista, y protegidos del polvo, sin importar cuán grande sea la familia.

¿Qué te parece la propuesta? Compártela con tus amigos. Seguramente más de uno quedará encantado con la idea…

Los comentarios han sido ocultados.