Esta escultura se encuentra en un cementerio romano… ¡Su historia te robará un par de lágrimas!

Dicen que todos los caminos conducen a Roma. Lo cierto es que esta legendaria ciudad, cada año, atrae a millones de turistas, y quien la visita una vez, no puede evitar regresar…

De hecho, para recorrer todas las atracciones turísticas de Roma, se necesita una gran cantidad de tiempo. Pero, por supuesto, si tu intención es visitar solo los lugares más famosos, sí puedes hacerlo en un solo día.

Sin embargo, de ser así, te perderías una maravilla de la escultura, que no se encuentra en los más populares complejos turísticos de la capital italiana: El «Ángel de la pena».

Este monumento se encuentra en el cementerio protestante de Roma, un lugar de reposo para la gente que no profesa la fe católica. Entre ellos se encuentran figuras muy conocidas, algunas ateas, que deseaban protestar contra los valores tradicionales de la sociedad.

Esta obra de arte fue creada en 1894, a manos del escultor y poeta Inglés William Wetmore Story, en honor a su querida esposa.

William vertió sobre el monumento todo lo que sentía por la difunta Emelyn, e incapaz de soportar su pérdida, murió un año después de finalizada la obra. En la actualidad, el artista reposa junto a su amada, justo debajo de su última creación.

La figura de un ángel que llora sobre una maciza lápida del cementerio, causa una fuerte impresión en los visitantes.

La reproducción de la imagen del «ángel» se puede encontrar en las portadas de álbumes de muchas bandas, así como en muchos cementerios de toda Europa y América.

Los gráciles rasgos de la escultura, sus alas de luz, las hebras de sus rizos cayendo sobre el cuello, las ramas esparcidas al pie del monumento… ¡Todo apunta a unos sentimientos muy fuertes del artista por su amada!

Fuera lo que fuese, W.W.S. fue capaz de inmortalizar su amor, un amor que, gracias a la escultura, durará para siempre. ¡Incluso después de muchos años, la gente que mira el monumento, percibe lo que William sentía mientras trabajaba en su última obra maestra!

Es cierto que la historia de la escultura es un poco triste, pero es una prueba más de la existencia del amor verdadero. Con los años, el «Ángel de la pena» se ha convertido en todo un símbolo de duelo, y es común encontrar sus réplicas en muchos panteones privados, haciéndole compañía a los queridos difuntos.

Si te ha conmovido la historia de esta reliquia del tiempo, no dudes en visitarla si un día te llegas a Roma, pero de momento puedes disfrutar de sus imágenes aquí, y por qué no, mostrárselas a tus amigos de las redes sociales…

2 Comentarios

  1. Soy fan a las esculturas, probablemente la expresión artística q logrará vencer los embates del tiempo, y esta obra de arte no podía faltar ente mis preferidas… Su autor, todo un maestro, su historia… !No se puede resumir en palabras! Chicos, si van a Roma, no se la pierdan…

  2. pedro antonio delgadillo peña

    muy hermoso el angel y lo que representa, amor puro para el ser querido