Ella no prestaba atención al dolor en el talón, y resultó ser un espolón… ¡Trátalo inmediatamente!

En la vejez, la mayoría de las personas se enfrentan a diferentes enfermedades: artritis, varices de pierna, osteocondrosis… Pero hay una molestia que puede preocuparnos y a los 20, y a los 40 años. Son los llamados espolones del talón, o fascitis plantar – una de las causas más comunes del dolor del pie en los adultos.

El dolor del talón es muy molesto, por eso es necesario ir a ver a un doctor para que lo diagnostique. La causa del mismo es la inflamación de la fascia plantar. Un tejido fibroso rígido que corre a lo largo de la superficie inferior del pie. Este es uno de los ligamentos más largos y fuertes en nuestro cuerpo. Hoy la redacción de «Simplemente Genial» te contará acerca de cómo lidiar con esta enfermedad.

Fascitis plantaria

Existen varios factores que pueden llevar al dolor plantario. El más frecuente es el desarrollo de pie plano. Cuando el arco se aplana, la fascia plantar se estira excesivamente, y aparecen microfisuras. El daño es particularmente pronunciado en el lugar donde la fascia se fija al hueso del talón, y es donde se produce la inflamación.

‡агрузка...

Otro factor de riesgo es el exceso de peso, que aumenta la carga sobre la fascia plantar. La aparición de fascitis puede deberse al cambio de la actividad física habitual, por ejemplo, ejercicios demasiado intensos o trabajo duro, así como usar zapatos incómodos de suela plana y muy rígida.

Si no haces nada al respecto, el dolor en el talón puede persistir en promedio de 6 a 18 meses. Luego puede retirarse, pero en poco tiempo regresa. Por lo tanto, el tratamiento plantar de la fascitis requiere necesariamente la necesidad de reducir la inflamación y eliminar la causa de la enfermedad.

Métodos del tratamiento de los espolones

  1. Estiramiento
    Estira y ejercita los músculos de la pantorrilla. Es importante, ya que es precisamente allí se exacerba la tensión. El método es efectivo sólo cuando los ejercicios son regulares.

  2. Tomar medicamentos
    Los fármacos antiinflamatorios no esteroideos alivian el dolor, pero no pueden utilizarse durante mucho tiempo. Tienen un gran número de efectos secundarios.
  3. Uso de ortesis
    Se hacen específicamente para cada paciente. Es importante que las plantillas sean de tamaño completo y colinden con la planta del pie a través de toda su área. Sólo así se restablecerá la altura normal del arco longitudinal, permitiendo que disminuya la tensión de la fascia plantar.
  4. Férulas ortopédicas
    Este es un dispositivo ortopédico especial, similar a una bota de plástico. Permiten disminuir el dolor del primer paso de la mañana, pero son bastante voluminosas, y usarlas no es demasiado cómodo.

  5. Terapia de ondas de choque
    Esta técnica está de moda para el tratamiento de muchas enfermedades. Sin embargo, los estudios han demostrado que el UHT no siempre alivia completamente el dolor, y el efecto no persiste por mucho tiempo. Además, el procedimiento en sí es doloroso, y el costo es bastante elevado.
  6. Operación
    Es una medida de último recurso, cuando todos los demás métodos no han producido un efecto positivo. Parte de la fascia plantar se recorta, y su tension disminuye. Reduce el dolor, pero puede llevar al desarrollo acelerado del pie plano y, por consiguiente, a la aparición de nuevos problemas.

También nos llamó la atención la técnica de un médico reconocido. Primero él retiró magistralmente toda la piel endurecida de los talones, aplicando una herramienta especial – asegurando de este modo una mejor circulación sanguínea en el área. Las pegatinas elásticas, usadas luego, ayudarán a reducir la carga del talón. Él doctor argumenta que el método puede ser usado en casa. Para mayor detalle, mira el video a continuación.

¡Te deseamos salud! Comparte esta información útil con tus amigos en las redes sociales.

Загрузка...

Los comentarios han sido ocultados.