¿Por qué no tiro las bandejas de huevos, y congelo cosas deliciosas en ellas?

Las verdaderas amas de casa saben cómo sacar provecho, incluso, de las cosas aparentemente más inútiles de la casa. Quienes les rodean solo pueden sorprenderse de tal ingenio, mover la cabeza con admiración y poner sus sugerencias en servicio. Un buen ejemplo de ello es el nuevo uso de un recipiente vacío para huevos. ¡Tal contenedor puede ser útil en la cocina y para una variedad de tareas!

© Depositphotos

CONTENEDOR DE HUEVOS

Los huevos son un producto popular. Por lo tanto, no es de extrañar que regularmente tiremos a la basura decenas de bandejas de huevos vacías. Pero ¿Y si estuviéramos tirando este embalaje en vano? Después de todo, se le puede dar una segunda e incluso una tercera vida.

© Depositphotos

  1. ALBÓNDIGAS

    Es muy conveniente almacenar las albóndigas picadas en dichos recipientes. Por lo tanto, si te encanta comer chuletas tan pequeñas de vez en cuando, o no puedes vivir sin la rica sopa con albóndigas, este truco te atraerá.

  2. HUEVOS ROTOS

    Si el huevo ya se ha roto y no hay necesidad de usarlo en el mismo momento, esto tampoco es un problema. Basta con colocar la clara en una celda y la yema en otra, tapar con film transparente y enviar la bandeja al congelador. ¡Curiosamente, los huevos rotos se pueden almacenar de esta forma durante varios meses!

    © Depositphotos

  3. TÉ DE JENGIBRE CON LIMÓN

    Si te encanta el té, puedes abastecerte de un suplemento interesante. Por ejemplo, muele limón y jengibre en la proporción correcta con una licuadora, revuelve y luego pon esta mezcla en las celdas de la bandeja de huevos. Envíala al congelador y siempre tendrás a mano cubos naturales para tu té matutino (y algo más).

    © Depositphotos

  4. BAYAS

    El envasado de huevos también es adecuado para congelar bayas frescas. En celdas tan pequeñas, las bayas no se arrugan ni se aplastan. Basta con enjuagar y secar suavemente las bayas, y luego distribuirlas en la bandeja. También es conveniente que el contenido se pueda describir en detalle en el propio contenedor; hay suficiente espacio.

  5. FRITURA

    Aditivos para sopas y otros platos también se pueden guardar en tales bandejas. Son convenientes para congelar tomates, zanahorias, cebollas, pimientos morrones y verduras picadas en pequeñas porciones, de modo que puedan usarse rápidamente en cualquier plato.

    © Depositphotos

  6. ACEITE DE ENELDO

    Intenta ablandar un poco de mantequilla en un lugar cálido. Luego, mezcla el producto con eneldo finamente picado y otras hierbas, agrega especias. Distribuye la masa resultante en las celdas de la bandeja y envía al refrigerador. Por la mañana, tal bola de aceite de eneldo aromático con tostadas crujientes fritas resultará ser una verdadera delicia.

    © Depositphotos

Como puedes ver, antes de tirar un recipiente vacío para huevos, piénsalo dos veces. Quizás este empaque conveniente y espacioso todavía pueda serte útil en tu cocina. Además, puedes idear opciones para llenar las celdas a tu antojo, según tus propias necesidades y preferencias.

¿Te han resultado interesantes estas ideas? Escríbenos en los comentarios lo que piensas y no olvides compartir tu opinión y este enlace con tus amistades de las redes sociales.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.