Cómo usar una cafetera géiser

Sin duda, cualquier amante del café, o simplemente alguien que adora tomar una taza de esta bebida vigorizante por la mañana, se preguntará qué forma de preparar café casero es la mejor. Hay muchas opciones disponibles: aeropress, Turk, French Press, máquina de espresso y otras. Pero la mayoría de las veces se usa un moka, o, como muchos lo llaman, una cafetera de géiser. Muchos la usan activamente, pero durante mucho tiempo yo no lograba que funcionara bien.

Un conocido, que se había mudado a Italia hace 5 años, me ayudó, y me dijo cómo usar correctamente la cafetera géiser. Resulta que no hay nada complicado. Incluso lamento no haber pensado en preguntar antes. Ahora ya no necesito ir a la cafetería vecina, para disfrutar todas las mañanas de un aromático café.

Este principio de hacer café se inventó en la primera mitad del siglo XIX. ¿Quién crees que lo inventó? No, no fue ni un italiano ni un brasileño, sino un inglés. Y exactamente 100 años después, un italiano patentó este invento, tras lo cual puso en marcha la producción. Moka ganó una verdadera popularidad después de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, el dispositivo se ha utilizado en todo el mundo.

Las claras ventajas de hacer café en una cafetera géiser son la rapidez y el fácil mantenimiento. Esto es ideal para aquellos a quienes les gusta preparar café por su cuenta, pero no quieren cambiar algo y lavar constantemente el dispositivo. Basta simplemente enjuagar el moka después de su uso, y ya.

Una cafetera géiser es un cruce entre una prensa francesa y una turca. Consiste en un matraz inferior – una base, un pequeño filtro y un recipiente superior en el que se deposita la bebida – un colector. El agua del matraz inferior se calienta y fluye hacia arriba bajo la presión del vapor. Allí, el líquido se satura con café y pasa al colector.

CÓMO USAR UNA CAFETERA GÉISER

Necesitas:

  • Café
  • Molinillo de café
  • Agua
  • Cafetera géiser

Instrucciones:

  1. Precalienta el agua en la tetera. Este paso es necesario por varias razones. En primer lugar, el tiempo de preparación del café se reduce significativamente, porque en el hervidor el agua hierve más rápido. En segundo lugar, la bebida puede adquirir un sabor metálico si se vierte agua fría en el moka.
  2. Vierte agua hirviendo en la base de la cafetera. El nivel debe llegar a la válvula de seguridad, pero no taparla. Asegúrate de usar una toalla o un guante de cocina ya que la base del moka se calienta rápidamente.

  3. Muele el café. Todo depende de tu gusto. Asegúrate de experimentar con la molienda: el sabor de la bebida será diferente. Para empezar, recomiendo elegir un medio molido, resultando el polvo un poco más grueso que la sal fina.

  4. Vierte el café con cuidado en el filtro y colócalo en la base. Atornilla la parte superior del moka al resto de la estructura y cierra la tapa.

  5. Enciende la cafetera. El agua del interior se calentará y la presión aumentará. Esto empujará el líquido hacia afuera, pasará a través del filtro y se asentará en la parte superior del moka.

  6. Abre la tapa de la cafetera. Cuando veas que los chorros se han vuelto delgados y ligeros, retira el moka del fuego. Te aconsejo que coloques la base bajo agua fría para detener con precisión el proceso de extracción.

  7. Vierte el café en tazas.

LOS MATICES DE HACER CAFÉ EN UNA CAFETERA GÉISER

Elije buena agua. Por supuesto, el mismo tipo de café con el mismo molido puede ser muy diferente. Mucho depende del agua, ya que es la base de la bebida. Usa buena agua para una bebida deliciosa.

Poder del fuego

Los italianos preparan café en una cafetera géiser a fuego lento. Esto se hace para que el proceso de ebullición no sea tan violento. Entonces el agua subirá más lentamente y el café se saturará resultando más rico.

Agua en el compartimento inferior

Mucha gente teme que después de hacer café, quede agua en la base. Esto depende de la fuerza del fuego en el que preparas la bebida. Te aconsejo que pongas la cafetera a fuego lento, pero no te esfuerces por que el agua se evapore por completo. Concéntrate más en el color que en la cantidad.

Como puedes ver, no hay nada difícil en usar una cafetera géiser. Tuve que practicar dos o tres veces hasta lograrlo, pero ahora dedico menos tiempo al café de la mañana. Y estoy experimentando con molidos y cafés. ¡Únete a nosotros!

Interesante, ¿Verdad? Escríbenos en los comentarios de abajo que es lo que piensas de este tema. Danos un Me Gusta y comparte tu opinión y este enlace con tus amigos de las redes sociales.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.