Ella agregó un huevo a su taza de café, para lograr el sabor único. ¡Estupendo!

A veces, una taza de café aromático es la única fuerza que nos puede levantar de la cama por la mañana, cuando llueve y hace frío… Y no solo porque el café tiene un efecto energizante sobre el organismo — sino también, porque es una especie de rito mañanero, una pequeña pausa para pensar en los planes para el día y concentrarnos en el trabajo.

Hoy «Simplemente Genial» te propone diversificar tu latte, espresso o americano y convertir tu café de siempre en una bebida original, que a menudo se sirve en los cafés de Noruega y Suecia.

Café «a lo escandinavo» con huevo

El café preparado de esta manera es especialmente fuerte, y al mismo tiempo, tiene un sabor muy tierno. Se combina muy bien con las bebidas alcohólicas, la naranja y la nata. ¡Una base genial para los experimentos culinarios!

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 3 vasos de agua purificada
  • 1 vaso de agua helada
  • 3 cdas. de café molido

Preparacion

  1. Pon el agua al fuego y logra un hervor.
  2. Echa el café a un tazón hondo.
  3. Agrega el huevo y ½ vaso de agua fría, y mezcla la masa bien.
  4. Sin dejar de mezclar, añade la mezcla de café al agua hirviente y cuece la bebida durante 3 minutos.
  5. Quita el café del fuego y agrega el agua fría restante.
  6. Cuela el café, ¡y ya está!

¿Quieres preparar una sorpresa agradable para tu amiga? No hay nada más simple: ¡invítala a tomar el misterioso café nórdico!

¡Guarda este post y compártelo con tus amigas!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.