¿Por qué es mejor abstenerse de tatuar las cejas?

¿Qué mujer no ha envidiado a su hombre por la mañana? Se levantó, se lavó la cara, se cepilló los dientes y ya luce irresistible. Las mujeres, por otro lado, tienden a prestar mucha más atención a los detalles: Hay que lucir perfecta, incluso si solo vas durante cinco minutos a la tienda a comprar comestibles. El maquillaje es un asunto delicado y debe abordarse con total responsabilidad, si deseas verte bien.

Ocultar las imperfecciones de la piel no está mal, y la atención principal siempre se presta a los ojos y las cejas. Las portadoras de cejas gruesas suelen pintarlas y depilarlas constantemente, y las chicas con cejas naturalmente delgadas intentan hacerlas crecer.

A veces da la sensación de que tanto los hombres como las mujeres con buen karma obtienen las cejas perfectas, por lo que, para los demás, esta injusticia deben combatirla todos los días con la ayuda de los cosméticos.

© Depositphotos

TATUAJE PERMANENTE DE CEJAS

El maquillaje permanente de alta calidad resuelve muchos problemas. No tienes que preocuparte de que una ceja dibujada se manche en el gimnasio o que un lápiz de cejas se chorree en el baño. El tatuaje no se lava, es duradero y te servirá fielmente durante varios años. Lamentablemente, además de que el procedimiento es costoso, existen muchos riesgos que hacen que te arrepientas de tu decisión. Te sugerimos familiarizarte con 5 de ellos.

© Depositphotos

QUÉ IMPIDE HACERTE UN TATUAJE DE CEJAS

  1. Pocos profesionales

    El maquillaje permanente es un tatuaje completo. Para que un tatuaje en forma de cejas se vea lo más natural posible, debe hacerlo un profesional, y hay pocos de ellos con buena experiencia. Por desgracia, incluso si pagas mucho dinero, no puedes estar completamente segura de que el trabajo se realizará con alta calidad.

    Para protegerte, debes asegurarte de que el especialista cumpla con los estándares sanitarios, la esterilidad de la oficina y las herramientas, definitivamente debes mirar la cartera de trabajos del profesional, exigir un libro médico y un diploma correspondiente.

    © Depositphotos
  2. Tintes de mala calidad

    La pintura de alta calidad es cara, no todos los artesanos están dispuestos a gastar dinero en materiales caros al principio de un negocio. El color del tinte no solo se selecciona individualmente, a veces es necesario mezclar varios para obtener un tono lo más similar posible al color natural de las cejas. Si no hay experiencia, e incluso si los tintes no son muy buenos, existe riesgo de que al cabo de un tiempo el tatuaje cambie de color, y termines luciendo cejas naranjas, verdes o azules.

    © Depositphotos
  3. Difícil cambiar la imagen

    Una vez permanentes, tendrás dificultades a la hora de experimentar con la apariencia. Si de repente quieres una forma de ceja diferente o cejas más delgadas, los tatuajes serán un gran obstáculo.

    El efecto de tal tatuaje dura aproximadamente un año. Algunas mujeres tienen que quitarse el tatuaje, lo que cuesta casi tanto como el maquillaje permanente. El tatuaje solo puede eliminarse mediante el uso de láser y no en una sola sesión. Por lo tanto, considera la decisión de hacerse un tatuaje.

    © Depositphotos

  4. Hay contraindicaciones

    Por protección, mejor rechaza el procedimiento por el bien de tu salud. No se recomienda hacer tatuajes a personas con trastornos mentales, diabetes, enfermedades virales, epilepsia, madres embarazadas y lactantes. Si no hay contraindicaciones, mantén un cuidado diario de las cejas hasta el momento de la cicatrización. Como cualquier otro tatuaje, al comenzar a sanar se formará una costra en las cejas, lo que no es muy agradable estéticamente.

    © Depositphotos

  5. No está de moda

    La naturalidad siempre estará de moda, lo que no se puede decir de las cejas pintadas. Los estilistas afirman que incluso un tatuaje bien hecho perderá frente a las cejas donadas por la naturaleza. Si el pigmento se elige incorrectamente o es demasiado brillante, las cejas nuevas pueden envejecer a su dueña durante varios años.

    © Depositphotos

Vale la pena señalar que a veces los tatuajes realmente ayudan si las cejas apenas se reemplazan o no las tienes por alguna razón. Antes de dar este paso crucial, debes acudir a una consulta, excluir contraindicaciones, asegurarte de que el maestro sea higiénico y sea responsable, aprobar el boceto y la técnica del tatuaje permanente de cejas.

El maestro debe usar una aguja desechable, también aplicar analgésicos. El procedimiento dura de 1 a 2 horas, después de lo cual te designará una consulta secundaria y una corrección, si fuera necesario.

¿Te ha pasado por la mente hacerte un tatuaje de cejas? Escríbenos en los comentarios que opinas de toda esto, y no olvides compartir este enlace con tus amistades de las redes sociales.

un comentario

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.