El congelador no dejará que estos productos acaben en el basurero. ¡11 trucos que necesitas conocer!

En los congeladores de anfitrionas expertas hay de todo. Te revelemos un secreto: es posible encontrar allí hasta un pantalón con un chicle pegado. Hoy «Simplemente Genial» ha traído para ti la lista de productos que pueden ser congelados.

No sin razón, últimamente se ha hecho muy popular comprar congeladores separadamente de frigoríficos, y no solamente para guardar carne, fruta y verdura. Congeladores sirven para almacenar diversos productos, para tener una reserva de alimentos por si una noche llegues a casa tarde y ya estés demasiado cansado para preparar la cena.

Los productos que pueden ser congelados

  1. Crepes con diversos rellenos
    Es muy cómodo preparar más crepes apetitosas, y después simplemente calentarlas en un microondas o una sartén para el desayuno.
  2. Arroz
    El arroz congelado se prepara mucho más rápido, especialmente el arroz integral.
  3. Tarta de manzana
    No solamente la masa — tartas enteras con diversos rellenos también pueden ser congeladas. Envuelve la masa para la tarta en el papel para hornear, y después, colócala en una bolsa de plástico. Hornea la tarta sin descongelarla a 150ºC.
  4. Maíz
    Congela una mazorca de maíz sin quitarle las hojas: esto ayudará a conservar el sabor rico de sus granos jóvenes.
  5. Salsa de tomate
    La salsa de tomate puede ser no solamente conservada — también, congelada. Guisa unos cuantos tomates picados con especias y aceite de oliva durante un par de horas. Después, echa la salsa en unos moldes y ponlos en el congelador.
  6. El puré de papas
    ¡De los restos del puré de papas salen unas maravillosas croquetas! Pero si no te gusta este plato, y al mismo tiempo, te da lástima tirar el puré a la basura, puedes usar el siguiente truquito. Forma unas bolas de puré con una cuchara para helado, coloca las bolas en la bandeja para hornear, congélalas, y luego, mételas en una bolsa de plástico. Puedes conservar el puré de papas hasta 3 meses.
  7. Leche
    A menudo, se nos queda la leche que no hemos utilizado, y se corta. Para no echar al tubo el producto valioso, echa la leche (fresca) a una botella, dejando vacío un tercio de la botella, y pon el recipiente al congelador.
  8. Zumos
    Los pasos a seguir para congelar zumos son los mismos que para la leche.
  9. Frutas y verduras de temporada
    Bayas se congelan enteras, mientras que verduras y frutas se cortan en cubitos o se rallan. Congela las verduras separadamente, y después, puedes mezclarlas dentro de una bolsa de plástico.
  10. Especias y hierbas
    Si un macito de eneldo, perejil o albahaca dejó de ser fresco, pícalo y mézclalo con aceite de oliva. Luego, coloca las hierbas en la bandeja para hielo — y un aderezo aromático para la sopa ya está hecho.
  11. Púdines
    No te desanimes si has preparado más cantidad de púdin de la que pueden comer tus familiares a la vez. Simplemente congela los restos del púdin y caliéntalos cuando sea necesario.

A partir de ahora, tu congelador seguramente no esté vacío. ¡Pon estos trucos en práctica y comparte tu experiencia en los comentarios abajo! Y no olvides de compartir este artículo útil con tus amigos.

Los comentarios han sido ocultados.