Los jugosos pimientos orientales. ¡Te enamorarás de este plato al haberlo probado!

¡Este entremés picante conquistará tu corazón desde el primer trocito! Los pimientos orientales fritos y después marinados se preparan de los vegetales enteros. Las hortalizas absorben el adobo picante y salen muy jugosas. ¡Y la preparación es sumamente sencilla – te tomará muy poco tiempo!

Este entremés perfectamente acentua el sabor de los platos de carne, abre el apetito y luce genial. Además, los pimientos orientales les gustarán a los que prefieren los adobos sin vinagre.

‡агрузка...

Ingredientes

  • 700 g de pimientos
  • 8 dientes de ajo
  • ¼ vaso de aceite
  • 2 tomates
  • 1 macito de hierbas aromáticas
  • 1 cda. de sal
  • ½ vaso de zumo de limón
  • 2 cdas. de azúcar
  • pimienta negra (molida) a gusto

Preparación

  1. Lava los pimientos sin pelarlos ni cortarlos, y fríelos de ambos lados en el aceite. Coloca los pimientos fritos en un recipiente hondo.
  2. Echa el agua hirviente sobre los tomates, pélalos y rállalos o bátelos en una batidora. Pica el ajo y las hierbas aromáticas.
  3. Mezcla los tomates, el zumo de limón, el ajo, las hierbas aromáticas, la sal, el azúcar y la pimienta negra. Agrega el aceite en el que se preparaban los pimientos, y mezcla todo minuciosamente. ¡El abodo ya está listo!
  4. Echa el adobo a los pimientos, tápalos con un plato y pon algo pesado (de 1-2 kg) encima. Pon el recipiente con los pimientos en el frigorífico por 2 horas como mínimo.

Puedes volver a utilizar el adobo que quedó después de los pimientos para preparar carne, o simplemente moja los trozos de pan en esta exquisita salsa. ¡Una receta increíblemente exitosa! Guárdela y no olvides de compartirla con tus amigos.

Загрузка...

Los comentarios han sido ocultados.