Cómo preparar patas de pollo

Una vez me pidieron que nombrara un producto que la mayoría de las amas de casa nunca usan para cocinar o decorar. ¿Sinceramente? Me rompí el cerebro durante varios días. «Una pregunta capciosa», me di cuenta de inmediato. Así que fui directo a Google a investigar. Había muchas opciones posibles, pero no encontré la correcta. Finalmente le supliqué a una amiga la respuesta. ¿Sabes que tiramos como algo innecesario? Pues: Patas de pollo.

Okay, no todas las amas de casa hacen esto, pero de seguro el 90% sí. Entonces, ¿Son útiles estas patas? Pues resulta que sí, se pueden cocinar muchos platos. Y bueno, ya de paso, mentalmente comencé a contar cuántos productos valiosos suelen ir a la basura… ¡Los números te horrorizarían a ti también!

Beneficios de las patas de pollo

El alto contenido de colágeno, fácilmente digerible, es lo que diferencia a las patas de pollo de cientos de otros alimentos saludables. ¡Estudios recientes han demostrado que hay más de esta sustancia en las patas de pollo que incluso en frutas y hojas verdes! El colágeno no solo preserva la elasticidad de la piel, sino que también acelera la regeneración de las células de la piel, promueve la absorción de proteínas y calcio, fortalece las paredes de los vasos sanguíneos y estimula la producción de glóbulos rojos.

Los científicos afirman que la composición de las patas de pollo fortalece al cuerpo y mantiene la salud. Puede que su apariencia sea desagradable, y el olor no sea apetitoso, pero recuerda el viejo adagio: “Lo principal es lo que está oculto dentro”. Su composición ayuda a combatir varias dolencias a la vez, porque contiene prácticamente de todo: vitaminas del grupo B, así como vitaminas A, C, E, K y PP, fósforo, sodio, azufre, zinc, cobre y magnesio.

10 razones para incluir las patas de pollo en tu dieta

  1. Acelera la cicatrización de heridas.
  2. Normaliza el fondo hormonal.
  3. Efecto antienvejecimiento garantizado.
  4. Fortalece el sistema inmune.
  5. Reduce la presión arterial alta.
  6. Fortalece los huesos, los tendones y las articulaciones.
  7. Efecto positivo sobre el metabolismo.
  8. Trae la condición de las uñas y la piel a la normalidad.
  9. Elimina la enfermedad de las encías.
  10. Fortalecer el sistema nervioso.

Tal producto es muy útil en la edad adulta, cuando el dolor en las articulaciones persiste constantemente. Y es útil para los niños pequeños, sobre todo cuando presentan casos de pérdida de cabello y problemas de crecimiento.

El plato es aromático y sabroso. Puedes cocinarlo de variadas formas, y para muchos, se ha convertido en uno de los platos favoritos para la cena.

Ingredientes

  • Patas de pollo – 400 g
  • Agua – 2.5 litros
  • Zanahorias – 1 pieza
  • Cebolla – 2 piezas
  • Patata – 3 piezas
  • Fideos – 100 g
  • Perejil – 1 masito
  • Aceite vegetal – 2 cucharadas
  • Hoja de laurel – 2 piezas
  • Sal, pimienta negra, pimienta negra al gusto

Preparación

  1. Chamuscar las patas. Retirarle la corteza y córtale las uñas.
  2. Échalas en una sartén y llénela con agua. Cuando el agua hierva, retira la espuma.
  3. Corta la zanahoria en círculos, y solo corta una cebolla por la mitad. Agrégale especias y laurel. Cocina hasta que esté cocido. Luego, saca las patas y cuela el caldo.
  4. Pica la segunda cebolla y fríela en aceite.
  5. Pela las papas y córtalas en dados. Llena una olla limpia con caldo. Agrégale las patas y hierve nuevamente. Agrégale las papas y la cebolla.
  6. Cuando las papas estén casi listas, agrégale los fideos. Cocina hasta que esté cocido.
  7. Muele el perejil y agrégaselo al plato terminado.

El sabor es simplemente asombroso. Especialmente con picatostes caseros y paté picante.

Ahora tienes hasta 10 razones para no tirar las patas de pollo. La verdad es que no hay productos insípidos, solo no saber cómo cocinarlos. Rellena los vacíos con habilidades y cocina con más frecuencia. Y con la pregunta que una vez me hicieron, sorprende a tus amigos. ¡Chao!

Los comentarios han sido ocultados.