Cuando vayas a lavar, agrégale un poco de pimienta negra a la lavadora… ¡Te sorprenderás con el resultado!

Seguramente, te ha pasado que, al lavar tu ropa blanca en la lavadora, esta ha cambiado su tonalidad. ¡Una situación muy desagradable, ¿verdad?! Todo porque, por un descuido, en el tambor cayó alguna prenda de color, y destiñó.

Ropa después del lavado

Hay muchas maneras de blanquear la ropa blanca, pero no tanta información sobre cómo conservar el color de la teñida.

«Simplemente Genial» quiere proponerte una serie de trucos (muy efectivos, por cierto), para preservar el color de la ropa durante el lavado, sin que sea necesario el uso de químico alguno, tan dañino para la salud. ¡La naturaleza tiene la solución!

‡агрузка...

  1. Pimienta negra

    Añádele una cucharadita de pimienta negra a la máquina con el detergente o el gel. Ponla después en la centrífuga de secado.

    La pimienta te ayudará a deshacerte del resto de los deshechos del lavado. Ésta es, generalmente, una de las causas principales de la pérdida de color después del lavado.

  2. Sal

    ¡Añádele a la ropa unas cucharaditas de sal antes de lavar, y obtendrás un resultado fabuloso! La sal previene que se pegue el jabón a las fibras, cosa que aclara la ropa.

    También ayuda a preservar el color a las cosas nuevas, para que no se destiñan. Disuelve la sal en agua fría, y coloca allí la ropa durante una hora y media. ¡El color de la ropa estará asegurado!

  3. Vinagre

    El vinagre es una potente herramienta que asegura la máxima retención del color, en un 100%. Además, elimina el residuo de jabón del tejido natural.

    Agrega una taza de vinagre blanco a la lavadora, y verás. Si te preocupa el olor, no hay por qué. Este desaparecerá al secarse la ropa.

  4. Limón

    Si todavía le tienes miedo al aroma del vinagre, entonces prueba con el zumo de limón. ¡Este no sólo ayudará a preservar el color de las cosas, sino que también les dará un aroma agradable!

  5. Café

    Nunca lo hubiera pensado, pero el café es un gran ayudante en la lucha para mantener el color. ¡Siempre y cuando se trate de cosas negras, por supuesto!

    Para ello, basta que hiervas dos tazas de café o té negro, y las eches directamente en el tambor. ¡El resultado es asombroso! Pero, ojo: Asegúrate de que sean únicamente cosas negras. ¡La ropa de otro color deberá quedar para otra ocasión!

El ácido del limón también puede ayudar a salvar una pieza manchada, en conjunto con un poco de almidón de patata y virutas de jabón. Mezcla una cucharada de cada ingrediente, luego añade 1 cucharadita de sal y una pequeña cantidad de agua, de manera tal que resulte una pasta. Unta la mezcla directamente sobre las manchas, y déjelas actuar por 12 horas. ¡Luego, lava la ropa normalmente!

Todos estos ingredientes se pueden encontrar en la cocina de cualquier hogar, y son bastante económicos, sobre todo si los comparamos con los agentes químicos de las tiendas.

Si pones en práctica estas sencillas recomendaciones al lavar las cosas teñidas, te librarás de la necesidad de restaurarles luego su color.

No te olvides de compartir con tus amigos estos consejos para la lavandería. De seguro, de seguro te lo agradecerán…

Загрузка...

Los comentarios han sido ocultados.