¿Por qué tiré todos los imanes y ya no los pego en el refrigerador?

Durante mucho tiempo ha sido una buena tradición de llevar a casa hermosos imanes para ponerlos en la puerta del refrigerador, a modo de recuerdos de viajes excitantes. De hecho, hoy en día apenas se encuentran casas donde la cocina no esté decorada con al menos un par de estos suvenires.

© Depositphotos

Al mismo tiempo, siempre habrá un invitado que, con aire de conocedor, les reprochará esto a los anfitriones. Por ejemplo, dirá que no debes colgar imanes en el refrigerador, puesto que no sabes que contienen una fuente oculta de maldad.

© Depositphotos

¿Tales declaraciones contienen una pizca de verdad, o es pura superstición? Vamos a resolverlo juntos.

IMANES EN EL REFRIGERADOR

Influencia en la técnica

Ingenieros experimentados han descubierto que los potentes imanes de neodimio pueden dañar los aparatos eléctricos. Supongamos que los artesanos turcos, por alguna razón, utilizan estos imanes para sus productos de recuerdo.

© Depositphotos

Entonces, en teoría, tal suvenir podrían convertirse en una posible causa de fallas en los equipos, especialmente en los modelos modernos con cuadros eléctricos en las puertas. Pero eso es en teoría. En la práctica, un imán que pesa unos pocos gramos no es capaz de dañar un aparato eléctrico de dos metros de ninguna manera.

La única excepción es la pintura de la superficie de la puerta. Para que no queden rastros o manchas, los imanes deben retirarse periódicamente y cambiarse de ubicación.

Posible daño a la salud

Los fenómenos incomprensibles siempre asustan. Pocas cosas se ajustan mejor a esta definición que la radiación electromagnética invisible y perceptible para nuestros sentidos.

© Depositphotos

Por lo tanto, las teorías conspirativas opinan que, al crear un campo magnético, los imanes de recuerdo supuestamente envenenan los alimentos almacenados en el refrigerador.

Primero, el campo magnético que emana de ellos es demasiado pequeño y débil para causar algún daño. Y solo puede ser motivo de preocupación para las personas que tienen marcapasos integrados.

© Depositphotos

En segundo lugar, las mismas estufas eléctricas, lavadoras y televisores colocados en la cocina, sin mencionar las comunicaciones móviles y los hornos microondas, son una fuente de ondas magnéticas cientos de veces más potentes que los imanes. Lo que significa que estos pequeños artículos de nevera deben ser lo último a lo que debemos prestar atención.

¿Qué dicen los expertos en feng shui?

Los fanáticos del Feng Shui afirman que solo se pueden colgar en el refrigerador imanes con imágenes sobre un tema culinario: frutas, verduras y varios alimentos.

© Pxhere

Los paisajes, edificios, figuras de personas y varios personajes pueden concentrar flujos de energía negativa y tener un efecto perjudicial sobre la energía de la casa. El Feng Shui también se ve influenciado negativamente por imanes de colores de varias formas y tamaños, colocados de manera caótica.

© Depositphotos

Es difícil decir qué tanto de cierto hay en todo esto, pero los recuerdos asociados a los imanes de nevera pueden, en cualquier caso, traernos muchas emociones positivas. Cada cual es libre de usar estas piezas de recuerdos del pasado como mejor le parezca.

¿Qué piensas tú acerca de estos polémicos imanes? ¿Limpiarás la puerta del refrigerador de esos bellos recuerdos vividos? Cuéntanos en los comentarios lo que piensas al respecto y no olvides compartir este enlace con tus amistades de las redes sociales.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.