Aderezo foliar para pepinos, según todas las normas

La fertilización foliar se puede utilizar para todo tipo de plantas. Difiere poco de la tradicional, excepto que, en algunos casos, bastará una botella de spray para que el líquido deseado llegue a toda la superficie de la hoja.

© Depositphotos

El método foliar se usa no solo para alimentar, sino también como medio para proteger las plantas de bacterias patógenas, hongos e insectos dañinos. Vale la pena decir que algunos tipos de plantas, por ejemplo las sin raíces, pueden existir solo si se riegan. Sin embargo, nuestro artículo no trata sobre ellas, sino sobre los gustados y deliciosos pepinos.

FERTILIZACIÓN FOLIAR

Hora de la comida

Entonces, ¿Cuándo es el mejor momento para la alimentación foliar de los pepinos?

  1. 2 semanas después de la germinación.
  2. Cuando florecen.
  3. Al cosechar pepinos para prolongar y aumentar la formación de frutos.”>

La alimentación de las hojas es indispensable, como suplemento, especialmente cuando los pepinos carecen de fertilizantes minerales. Nos referimos a elementos como el potasio, magnesio, boro, calcio o manganeso. Por lo general, se aplica mejor mediante pulverización, para saturar rápidamente las plantas.

© Depositphotos

CON QUÉ ALIMENTAR

Urea

La urea o carbamida es un fertilizante a base de nitrógeno. Este fertilizante se usa como primer tratamiento foliar de pepinos, para el crecimiento rápido de brotes y hojas. Prepara una solución de urea, disolviendo 7 gramos del producto en 5 litros de agua.

© Depositphotos

Ácido bórico

Se utiliza para acelerar la floración de los pepinos, aumentar el ovario, mejorar el sabor de la fruta y aumentar la resistencia a las enfermedades. La solución se prepara de la siguiente manera: En un litro de agua tibia, disuelve 1 gramo de ácido bórico y varios cristales de permanganato de potasio.

© Depositphotos

Superfosfato

Este fertilizante contiene fósforo, azufre y calcio, propicios para el desarrollo normal de raíces y flores. Dado que es poco soluble en agua, prepara primero un concentrado: Vierte 2 cucharadas de superfosfato con un vaso de agua muy caliente y deja reposar durante 24 horas. Antes de usarlo, toma 70 ml de la mezcla y dilúyela con 5 litros de agua.

© Depositphotos

Nitrato de calcio

Este fertilizante funciona bien en caso de cambios repentinos en el clima, ya que aumenta la resistencia de la planta al estrés. Además, gracias a él, los pepinos son más sabrosos y se conservan mejor. Para su preparación, disuelve 10 g de nitrato de calcio en 5 litros de agua.

FORMAS POPULARES DE ALIMENTACIÓN FOLIAR

Infusión de hierbas varias: Tiene muchos nutrientes, se usa para prevenir el moho polvoriento.

Decocción de madera de fresno: Este es el fertilizante más completo. La ceniza contiene macro y microelementos que saturan las plantas con sustancias útiles.

© Depositphotos

Decocción o infusión de cáscara de cebolla: La cáscara es rica en sustancias biológicamente activas, orgánicas y minerales. Este remedio tonifica el sistema inmunitario de la planta y aumenta su resistencia a las enfermedades.

Infusión de heno en descomposición: Esta infusión alarga la temporada fructífera de los pepinos y protege a las plantas de enfermedades fúngicas.

© Depositphotos

En los invernaderos, por cierto, este método es bastante posible de usar.

SEGURIDAD

Hay reglas a tener en cuenta al trabajar con fertilizantes:

  1. Cuando prepares una solución con fertilizante, realiza absolutamente todas las manipulaciones según las instrucciones.
  2. Usa solo solución de fertilizante recién preparada.
  3. Aplícala en un día nublado o tarde en la noche.
  4. Durante el período de fructificación de los pepinos, da preferencia a los fertilizantes naturales.
  5. Usa higiene personal y equipo de protección al manipular fertilizantes químicos.
  6. Después de su uso, el recipiente debe lavarse bien con detergentes fuertes.

Como puedes ver, una abundante cosecha de pepinos requiere de mucho trabajo, esfuerzo y planificación. ¡Pero vale la pena!

© Depositphotos

¡Simplemente Genial! te aconseja no cultivar una gran cosecha de crujientes pepinos utilizando químicos continuamente. Después de todo, nada mejor que disfrutar del sabor y el aroma de la fruta, sin preocuparnos por nuestra seguridad y su naturalidad. Trata de hacer todo lo más sabia y ambientalmente posible, que de todos los demás aspectos se ocupará «Mamá Natura».

¡Buena suerte! Comparte este interesante tema con tus amigos de las redes sociales.

Los comentarios han sido ocultados.