Las proteína animal puede ser cancerígena después de los 40. Ojo con esto, si ya estás en tu edad dorada…

La nutrición sana y equilibrada es importante a cualquier edad, pero… ¿Por qué hay que prestar especial atención a la dieta después de los 40 años? Los científicos han demostrado que la elección de una dieta adecuada después de 40 años, ayuda a disminuir significativamente el proceso de envejecimiento, y a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

«Simplemente Genial» te invita a conocer qué alimentos necesitas incluir, sin falta, en tu dieta, sin olvidar la importancia de los ejercicios físicos, para tener una buena dosis de energía en tu etapa dorada…

Energía suficiente después de 50

La temática de cómo comer adecuadamente, después de los 40 años, es un asunto de interés para muchas mujeres y hombres. Es precisamente a esta edad cuando se debe comenzar a cambiar la dieta, en busca de un estilo de vida más saludable. Por ejemplo: Disminuir la ingestión de alimentos altamente nocivos te ayudará a preservar la juventud, la salud y la apariencia.

Los nutricionistas dicen que, para ralentizar el proceso de envejecimiento del cuerpo, y reducir el riesgo de desarrollar un gran número de enfermedades típicas de la tercera edad, es necesario disminuir el nivel de ingestión de proteínas, sobre todo las de origen animal.

La carne es rica en aminoácidos, lo que estimula la síntesis de proteínas y el crecimiento celular, mientras que, al mismo tiempo, disminuye la eliminación de células viejas y enfermas. La activación constante de estos procesos en el organismo, provoca el desarrollo de enfermedades oncológicas y cardiovasculares, así como procesos inflamatorios, diabetes, aterosclerosis, etc. ¡Todo esto reduce significativamente la esperanza de vida!

Si bien estos procesos son importantes, necesitan estar balanceados. La mejor manera es consumir alimentos ricos en proteínas vegetales, como, por ejemplo, las leguminosas. Estos productos contienen altos contenidos de vitaminas A y del grupo B, ácido fólico, hierro y calcio.

Los frijoles contienen grandes cantidades de fitoestrógenos, que compensan la falta de estrógeno en el cuerpo de la mujer. El estrógeno es responsable de la feminidad, la función reproductiva femenina, y, sobre todo, del deseo sexual…

Las leguminosas contienen la fibra dietética necesaria para el mantenimiento sano del cuerpo: Son solubles, lo que ayuda a absorber carcinógenos y sustancias tóxicas, e insolubles, lo que contribuye a los procesos de digestión, y mantienen una sensación de saciedad.

El secreto de la longevidad es extremadamente simple: ¡Si quieres vivir mucho tiempo, y felizmente, enamórate de los frijoles!

Nuestro consejo

Antes de cocinarse, los frijoles deben lavarse y enjuagarse bien. ¡Ojo con estas dos reglas obligatorias! En primer lugar, para que los frijoles se cocinen rápidamente, deben ser humedecidos en agua fría, de antemano.

En segundo lugar, durante la cocción de los frijoles, no añadas ingredientes con sabor amargo. Tales acciones pueden estropear el plato más delicioso de las legumbres…

¡Una nutrición adecuada es una garantía de salud y longevidad! Por eso, y para que todos lo sepan, comparte estos consejos en tus redes sociales…

2 Comentarios

  1. Vеry rapidly thіs website will be fаmous among
    аll blogging and site-building viewers, due
    to it’s pⅼеasant posts

  2. Buenas

    Esta genial tu redaccion y hay demasiadas cosas que no sabia
    que me has enseñado, esta maravilloso.. te queria corresponder
    el tiempo que dedicaste, con unas infinitas gracias, por preparar a gente como yo jujuju.

    Adios