Hierbas para acompañar el té… ¡Anímate a experimentar!

La ceremonia del té es un ritual que se cultiva en Japón desde hace muchos milenios, y que se ha ganado un lugar en la cultura culinaria del mundo entero. Esta bebida caliente suele acompañarnos durante el desayuno o el almuerzo, e incluso la cena… ¡Como una deliciosa tradición!

Por lo general, el té se bebe solo o con azúcar, pero existen decenas de opciones para acompañarlo.

Té con hierbas

El té, de por sí, ya aporta vitaminas y otros nutrientes saludables, pero… ¿Qué tal si le añadimos un poco más? Hay un montón de suplementos naturales, que tal vez, simplemente, nunca habrías asociado con esta bebida… ¿Te animas a probarlos?

‡агрузка...

  1. Menta
    Esta es una alternativa clásica, asequible y refrescante. Una buena opción para servir junto con pasteles dulces. Puedes agregar hojas secas o frescas de menta en el té negro, y disfrutar de una espléndida bebida.

  2. Espino amarillo
    La bebida de espino amarillo es útil y deliciosa, ya que los frutos de esta planta son ricos en ácidos orgánicos, vitaminas C, B1 y B2, E, P y PP, boro, hierro y manganeso. Vierte rosa, espino amarillo y la corteza seca de una manzana en agua hirviendo. Luego, deja reposar este té por una hora.

  3. Flor de Tilo
    Esta bebida es muy aromática y dulce, aun cuando no le agregues azúcar. Tal como con la menta, puedes utilizarla lo mismo seca que fresca. Prepara este té en un recipiente de porcelana. Vierte unas 2 cucharadas de flores en 2 tazas de agua caliente y espera 7 minutos.

  4. Fruta cítrica
    ¡Carga tu cuerpo con una buena dosis de vitamina C y otros ácidos orgánicos en la mañana! Para hacer esto, vierte un poco de ralladura de cítricos secos o frescos, y 3 cucharaditas de té en un litro de agua hervida, y prepara un delicioso té para toda la familia.

  5. Cáscara de manzana
    Esta es una fuente de vitaminas A, C, B1 y PP, así como de celulosa, ácidos tartáricos y málicos, azúcares, calcio y hierro. Vierte la corteza seca de manzana en 1 litro de agua hirviendo, y déjala hervir durante 5 minutos. Luego, déjala refrescar por 10 minutos, y añádele miel o azúcar.

  6. Frutos desmenuzados
    Tal té puede ser bebido no sólo durante los resfriados. Vierte una cucharada de pasas en 1/2 litro de agua hervida. En otro recipiente, vierte 5 cucharadas de frutos fracturados en un litro de agua fría. Espera 10 minutos. Después de hervir, añádele la tintura de pasas.

Té con especias y hierbas

También se pueden añadir especias en el té negro o verde, si no tienes otros aditivos. No obstante, las especias molidas no son aconsejables, porque contienen muchas impurezas y dan un aroma muy intenso.

  1. Jengibre
    Compra la raíz de jengibre fresco. Para darle al té un aroma especiado y picante, basta añadir un pedazo de raíz en 5 g de té. El efecto de de esta bebida se realza varias veces al calentarse.

  2. Cardamomo
    Esta especia es de uso frecuente para cocer al horno. Si lo agregas al té, el olor de la bebida caliente te recordará el pan de lujo. Te aconsejamos que tomes las cajas de semillas verdes.

  3. Hinojo
    Este té es una excelente opción para aquellos que prefieren los aromas dulces. El olor es similar al del anís, aunque un poco más neutro.

  4. Canela
    Combina el té con canela regularmente, si necesitas reducir el nivel de glucosa en la sangre, así como estimular la secreción de insulina. Muchos expertos argumentan que es esta bebida ayuda a descomponer la grasa almacenada en áreas problemáticas, y a reducir la necesidad de comer algo dulce. Para ello, vierte 1/2 cucharadita de canela en 250 ml de agua hirviendo, y añádele unas cucharaditas de miel, al gusto.

  5. Tomillo
    Según los antiguos griegos, el tomillo representa el poder del espíritu. ¡El sabor y el aroma de este té son únicos! Se sabe que esta planta contiene polifenol, que es una sustancia protectora del código genético de la célula. Además, el tomillo también contiene caroteno, resinas útiles, ácidos orgánicos y vitaminas B y C. Para hervir esta hierba se necesita una tetera de vidrio.

  6. Clavo
    Esta es la especia con más propiedades útiles para acompañar el té. Los clavos se agregan a menudo a diversos platos, gracias a su fuerte aroma, pero también por sus múltiples propiedades médicas, como: mejorar la circulación, consolidar el estómago y el hígado. Para el té, prepara té negro, y añádele un par de botones de clavo, espera unos minutos y disfruta de una aromática infusión.

Si eres amante de esta bebida, la redacción de «Simplemente Genial» te sugiere experimentar con otros productos, igualmente sabrosos y saludables. ¡Eso queda a tu gusto y elección! Pero, de momento, comparte esta selección de sugerencias con tus familiares y amigos… ¡Les encantará, ya lo verás!

Загрузка...

Los comentarios han sido ocultados.