¿No te alcanza el tiempo para las tareas de limpieza? Con estos sencillos trucos ya no será un problema…

¿Qué ama de casa no sueña con disponer de una varita mágica, de esas de los cuentos de hadas? Con ella se podría resolver en un instante todas las tareas del hogar, con solo dar un toquecito…

Lamentablemente, tal dispositivo aún está fuera nuestro alcance… Pero no te desanimes, «Simplemente Genial» te propone 7 consejos que, si bien no son mágicos, sí te podrán ayudar en un santiamén con la tediosa tarea de la limpieza. ¡Verás cuán fácil será tu vida a partir de ahora!

Cómo limpiar rápidamente la casa

  1. Cubre con papel tapiz los estantes inferiores y el fondo de los contenedores plásticos del refrigerador. De esta forma te será más fácil eliminar la suciedad, con solo cambiar la capa de papel. Por supuesto, esto no significa que tu refrigerador no necesite una limpieza regular, pero sí te facilitará en gran medida esta tarea.
  2. Compra un organizador con bolsillos, aunque si lo deseas lo puedes hacer tú misma en casa. Este artículo es muy conveniente para almacenar cosas pequeñas. ¡Cuélgalo en el interior de la puerta del armario. ¡No te arrepentirás!
  3. Coloca las esponjas y los artículos de limpieza en una misma cesta. Así no tendrás que perder tiempo en buscarlos la próxima vez que vayas a limpiar…
  4. Si no te es posible (o simplemente no deseas) lavar los platos inmediatamente después de la comida, no te olvides de ponerlos en remojo. Así, cuando vayas a fregar, no tendrás que aplicar fuerza para retirar los restos de comida…
  5. Si quieres que tu ropa recién lavada conserve por más tiempo el olor agradable, añade al lavado unas gotas de aceite esencial de lavanda. Este truco también ayudará a evitar la proliferación de hongos y así extender la vida útil de la lavadora.
  6. Para evitar que el grifo de tu fregadero de acero inoxidable se oscurezca, y se acumule la placa, cada vez después de lavar los platos, limpia la superficie con esponja empapada en vinagre. Tu fregadero quedará como nuevo, sin la necesidad de utilizar productos de limpieza agresivos.
  7. Un último truco (psicológico): Cada vez que vayas a realizar la limpieza regular de cualquier lugar u objeto de la casa, activa un cronómetro por 5 minutos. De esta forma, te acostumbrarás a regirte por el tiempo establecido. ¡Te sorprenderá la rapidez con que vas a realizar la tarea, ya lo verás!

Todos estos trucos son muy fáciles de implementar. Si te habitúas a esta rutina, podrás limpiar tu casa en menor cantidad de tiempo la próxima vez. Verás cómo te sobra tiempo para relajarte y dedicarte a las tareas placenteras…

Comparte este post con tus amigas, muéstrales como realizar las tareas del hogar más eficientemente. ¡Seguro te lo agradecerán!

Los comentarios han sido ocultados.