¿Te gustaría lucir una figura de infarto este verano? ¡No lo pienses más, y empieza a ejercitarte ahora mismo!

El verano se acerca rápidamente, y muy pronto comenzará el desfile de las camisetas y los trajes de baño, por doquier. A todo el mundo le gusta lucir una figura de infarto en esta época, por eso, ya es hora de comenzar a ponerse en forma… Sin embargo, lograr un vientre plano y tenso no es fácil, especialmente si nunca lo has entrenado.

Si deseas estar en forma para este verano, deberás modificar tu dieta, y realizar esta rutina de ejercicios especiales. ¡Al mes, ya podrás notar el cambio! Lo principal es que te convenzas de que sí puedes lograrlo. ¡No lo pienses más, toma tu alfombra de fitness y empieza ahora mismo!

Ejercicios para un vientre plano

  1. Apoyo en los antebrazos
    Apóyate en los antebrazos. Tu cuerpo debe formar una línea recta entre la cabeza y el torso. Dobla la rodilla izquierda, tocando ligeramente el suelo. Vuelve a la posición inicial y repite sin parar con la rodilla opuesta. Continúa alternando las rodillas, no dejes que el abdomen suba o baje.

  2. Torsiones
    Acuéstate sobre la espalda, dobla las piernas, apoyando los pies en el piso. Coloca las manos detrás de la cabeza. Respira y eleva tu cuerpo superior del piso, mientras contraes el abdomen. Cuando exhales, regresa a la posición.

  3. ¡Tocando los talones!
    Mantente de espalda, y dobla las piernas, dejando los pies en el piso, al igual que en el ejercicio anterior, sólo que sin las torsiones. Levanta un poco el cuerpo, y trata de tocar el talón derecho, luego el izquierdo. Repite este movimiento sin parar.

  4. Torsiones con las piernas dobladas
    Acuéstese boca arriba, pon tus manos con las palmas hacia abajo a lo largo del cuerpo. Dobla las rodillas. Mantén las piernas juntas, luego levanta ambas piernas del suelo a la vez. Bájalas hacia el suelo, sin tocarlo, y continúa repitiendo una y otra vez.

  5. Elevación de rodillas altas
    Párate derecho. Posición inicial: con los codos en un ángulo de 90 grados, las palmas de las manos hacia abajo. Levanta la rodilla izquierda hasta tocar la mano izquierda y repite con la otra pierna. Continúa alternando este movimiento rápidamente.

Realiza cada rutina de ejercicios durante 2-3 minutos. Hazte un horario, y marca el entrenamiento realizado, así no olvidarás ninguno. Si pones de tu parte, y te esfuerzas en lograr tu objetivo, bien pronto serás testigo de una transformación impresionante: ¡Este verano, todos los ojos estarán puestos sobre ti, ya lo verás!

Por último, comparte este post con tus amigos de las redes sociales. Ayúdales a estar en forma para la temporada de los trajes de baño…

un comentario

  1. Muy buenos ejercicio.pero tengo una rodilla lastimada de tantas caídas. Será que pueda hacerlos sin que me perjudique